El papa se estrena en el primer Ángelus

Más de 100,000 personas participaron este domingo en la Plaza de San Pedro del Vaticano en el primer ángelus del papa Francisco.

“Un poco de misericordia hace el mundo menos frío y más justo”, dijo el primer papa latinoamericano, que apareció con sotana blanca y cruz de hierro ante la muchedumbre que agitaba banderas de todos los países del mundo.

El Papa afirmó que Dios “nunca se cansa de perdonarnos”, el mismo mensaje que transmitió por la mañana en una misa en la iglesia de Santa Ana, en el Vaticano.

También recordó un episodio de su etapa de obispo de Buenos Aires, en 1992, cuando tras una misa en honor a la Virgen de Fátima una anciana se le acercó y le dijo: “Si el Señor no nos perdonara a todos, el mundo no existiría”. Sorprendido, el actual Papa le preguntó “’Pero dígame señora, ¿lo ha estudiado en la Universidad Gregoriana?” (la universidad de Roma donde se formaron mucho papas), explicó Francisco con una sonrisa, haciendo gala de nuevo de su sentido del humor.

Francisco, que volvió a pedir a los feligreses que rezaran por él como ya hizo el miércoles tras ser proclamado pontífice, terminó deseando “buen domingo y buena comida”, con la sencillez que le ha convertido en escasos días en un papa muy popular en todo el mundo.

Personalidades de todo el mundo ya están llegando a Roma para asistir a la gran misa de entronización del próximo martes, día de San José, a la que asistirán entre otros los presidentes de Argentina, Brasil, México y Chile, así como representantes de Estados Unidos y de las casas reales europeas.

Este domingo el presidente chileno, Sebastián Piñera, llegó a Roma para asistir a la ceremonia en la que se esperan un millón de personas.

La mandataria argentina, Cristina Kirchner, será la primera de los jefes de Estado en reunirse con el Papa, el lunes en un encuentro en el que ambos podrían acercar posiciones en sus relaciones no siempre cordiales. Las polémicas se intensificaron en 2010, cuando el Congreso argentino legalizó el matrimonio homosexual.

La reunión tendrá lugar en la Casa Santa Marta, la residencia provisional del Papa antes de que termine la renovación de su apartamento del Palacio Apostólico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.