El papa Francisco pidió hoy la paz para el mundo

En su primer Mensaje Pascual como pontífice, el papa imploró la paz especialmente para Siria y la península coreana.

Ante unas 250.000 personas que llenaron la plaza de San Pedro del Vaticano y las calles anexas, el papa Bergoglio expresó su satisfacción por haber comenzado su pontificado con la Semana Santa “y poder anunciaros: ¡Cristo ha resucitado”.

“Quisiera que llegara sobre todo al corazón de cada uno, porque es allí donde Dios quiere sembrar esta buena nueva: Jesús ha resucitado, hay esperanza para ti, ya no estás bajo el dominio del pecado, del mal. Ha vencido el amor, ha triunfado la misericordia”, afirmó.

El papa subrayó que la resurrección de Cristo significa que el amor de Dios es más fuerte que el mal y la muerte misma y que la Pascua es el paso del hombre de la esclavitud del pecado, del mal, a la libertad del amor y la bondad.

El pontífice invitó a los fieles a transformar sus vidas y a custodiar toda la creación y hacer florecer la justicia y la paz les exhortó a pedir a Jesús que cambie el odio en amor, la venganza en perdón, la guerra en paz.

Francisco recorrió la situación del planeta y pidió paz en la península coreana, “para que se superen las divergencias y madure un renovado espíritu de reconciliación”.

En su recorrido se detuvo en Oriente Medio y pidió paz entre israelíes y palestinos, “que tienen dificultades -dijo- para encontrar el camino de la concordia, para que reanuden las negociaciones con determinación y disponibilidad, con el fin de poner fin a un conflicto que dura ya demasiado tiempo”.

“Paz para Irak, y que cese definitivamente toda violencia, y, sobre todo, para la amada Siria, para su población afectada por el conflicto y los tantos refugiados que están esperando ayuda y consuelo. ¡Cuánta sangre derramada! Y ¿cuánto dolor se ha de causar todavía, antes de que se consiga encontrar una solución política a la crisis?”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.