El juicio a la Infanta condiciona el primer Mensaje de Navidad del Rey

infareyspa

Tomado de ABC España

La confirmación de que Doña Cristina se sentará finalmente en el banquillo, acusada de dos delitos fiscales, llegó ayer a Zarzuela en plenos preparativos del primer Mensaje de Navidad del nuevo Rey, cuya grabación estaba prevista entre ayer y hoy.

El auto no supuso una sorpresa, pues ya se sabía que el juez Castro lo haría público en vísperas de Nochebuena, poco antes de que Don Felipe transmitiera su primer Mensaje de Navidad.

Y eso ha condicionado, en cierta forma, las palabras que dirigirá el nuevo Rey, pues cualquier referencia que haga a la honradez o ejemplaridad, como ha venido haciendo en los otros discursos importantes que ha pronunciado desde su proclamación, puede adquirir ahora una interpretación en clave familiar.

Respeto absoluto

Tras conocer la última decisión del juez Castro, Zarzuela manifestó ayer su «respeto absoluto a la independencia del poder judicial» y, en cuanto a la posible renuncia de Doña Cristina a sus derechos dinásticos -ocupa el sexto lugar en la Línea de Sucesión-, reiteró que se trata de una decisión que corresponde adoptar a la propia Infanta.

Lo cierto es que la renuncia a los derechos dinásticos por parte de Doña Cristina, que no afectaría a sus cuatro hijos, debe ser una decisión voluntaria y personal. Sin embargo, cada vez que se da un nuevo paso judicial en el caso Nóos, que tanto daño ha ocasionado a la Corona, se suman nuevas voces a favor de que Doña Cristina renuncie y deje de lastrar el recién estrenado Reinado de su hermano. Así lo expresaron el secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, y la portavoz de UPyD, Rosa Díez, entre otros.

La decisión del juez de sentar a la Infanta en el banquillo fue acogida con respeto unánime por parte del Gobierno y de los partidos políticos, cuyos dirigentes han hecho ahora suya la frase que pronunció el Rey Don Juan Carlos en el Mensaje de Navidad de 2011: «La Justicia es igual para todos».

Por parte del Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos, expresó su respeto a la decisión del juez Castro, al tiempo que se felicitó porque España cuenta con un sistema judicial que «funciona».

«Tenemos un sistema judicial que funciona y creo que nos tenemos que felicitar de ello, más allá de lo que son los casos concretos», aseguró De Guindos en los pasillos del Congreso.

No dañar la imagen de España

También se pronunció sobre la Infanta la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien destacó que «la justicia es igual para todos». Tras reunirse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Díaz destacó el esfuerzo de transparencia «importante y necesario» que está haciendo la Corona y reclamó que «no usemos determinados casos para dañar la imagen de España».

El todavía coordinador de IU, Cayo Lara, que calificó de «valiente» al juez Castro por haber afrontado supuestas «presiones», afirmó que el banquillo «es un buen sitio para estar sentada». «Si finalmente (Doña Cristina) tiene responsabilidad, porque parece que se la imputa como colaboradora necesaria en las situaciones ilegales que se podrían haber producido en el caso Nóos, que pague las consecuencias como cualquier hijo de vecino», agregó.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, destacó la coherencia del juez, al imponerse a la tesis de los «cónyuges que no se enteran» que se ha aplicado en otros casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.