El HEU reporta los primeros seis niños con microcefalia

Los niños siguen siendo víctimas de las severas consecuencias que provoca el virus del zika en el organismo de las mujeres embarazadas.

Apenas han transcurrido los primeros 15 días de 2017 y ya se reportan seis menores que nacieron con la malformación congénita, la cual está asociada al virus del zika y causa que los bebés nazcan con su cabeza pequeña.

Asimismo, el cerebro de los niños que nacen con esta condición no se desarrolla adecuadamente y también pueden presentar problemas de sordera y ceguera.

“En lo que va de 2017 ya tenemos los primeros seis niños con microcefalia en el país”, expresó el jefe de epidemiología del Hospital Escuela Universitario (HEU), Concepción Zúniga.

Agregó que cinco niños nacieron en el centro asistencial y otro llegó referido del interior del país.

Sumando este nuevo reporte de 2017 a los 127 niños que nacieron con la malformación el año pasado, se alcanza un total de 133 casos acumulados, los cuales están asociados con la enfermedad viral que transmite el zancudo Aedes aegypti.

Desde que se confirmó el primer caso de zika en Honduras, el 15 de diciembre de 2015, hasta la fecha se reportan más de 32,100 casos acumulados. Mientras que de dengue se reportan más de 22,720 personas afectadas y de chikungunya hay más de 15,860 casos acumulados.

Actualmente hay más de 620 mujeres embarazadas con sospecha de zika, lo que enciende las alarmas porque existen probabilidades que den a luz a bebés con microcefalia.

Repunte

El galeno Zúniga advirtió que para este año se espera un nuevo repunte de casos porque la población todavía está susceptible al virus del zika.

“Todavía no hemos salido de ese problema, aquí todas las enfermedades virales que son transmitidas por vectores llegan para quedarse y en nuestro medio sería más en la temporada seca, porque la gente acumula agua y se convierten en criaderos de zancudos”, afirmó el médico.

Señaló que para este año esperan reportar más casos de zika que en 2016, así como un incremento de las consecuencias de la enfermedad viral, tales como el Guillain-Barré y la microcefalia.

Cuando una enfermedad nueva ingresa a una nación provoca grandes epidemias porque la población no está preparada para enfrentarla. En cuanto al dengue y chikungunya hubo una disminución considerable respecto a los años anteriores porque las personas llegan a adquirir cierta inmunidad contra las enfermedades virales.

Zúniga manifestó que están solicitando al Congreso Nacional (CN) una ampliación al presupuesto del HEU para enfrentar el impacto económico que le generará al hospital mantener hospitalizados

a pacientes con Guillain-Barré, lo que puede representar un impacto de un millón de lempiras por cada paciente.

Las personas que tienen la afección neurológica, también asociada al zika, sufren parálisis corporal y problemas para respirar.

La Secretaría de Salud reportó en 2016 un total de 164 casos de personas afectadas por Guillain-Barré, de los cuales 108 atendió el HEU. Para este año el CN aprobó para el hospital un presupuesto de 1,404 millones de lempiras.

La coordinadora de la junta directiva del HEU, Elsa Palou, expresó que el presupuesto es insuficiente, ya que es el mismo que les asignaron en 2014 y las enfermedades virales han generado una gran demanda de pacientes para el hospital y, por lo tanto, ya no se dan abasto. Según las autoridades de Salud, las ciudades con más incidencia de casos de zika son Tegucigalpa, San Pedro Sula, Choloma, Villanueva, El Progreso, Juticalpa y Danlí.

Tomado de elheraldo.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.