El Departamento de Justicia de EE.UU. confirmó la captura de Geovanny Ramírez, por delitos de narcotráfico

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, ha confirmado este martes la captura de Geovanny Daniel Fuentes, a quien señalan por tres delitos relacionados al tráfico de drogas y es calificado como un “narcotraficante prolífico, poderoso y asesino”. Además, un comunicado revela que el acusado habría pagado en 2013 la cantidad de 25 mil dólares “a un funcionario hondureño de alto rango al que se hace referencia en la Demanda como ‘CC-4’, a cambio de protección”.

Lo anterior fue confirmado por el fiscal para el Distrito Sur de New York, Geoffrey S. Berman y la agente especial de la DEA, Wendy Woolcock, quienes afirman que Ramírez “allanó el camino para el envío sin trabas de cargas de cocaína de varias toneladas sobornando a la Policía y a un político hondureño de alto rango, e informando directamente a Tony Hernández”.

El documento califica que Ramírez es un “jugador clave en la impía alianza de funcionarios hondureños y narcotraficantes”, y que ahora estando bajo su custodia, lo que presume que vendrán más señalamientos a la actual cúpula del gobernante en Honduras.

“La DEA continuará persiguiendo agresivamente y presentando ante la justicia a quienes participaron en estas actividades, amenazaron el estado de derecho y operaron con total desprecio por la vida humana por su ganancia financiera”, apuntó la agente Woolcock.

Según el comunicado, en o alrededor de 2013, Ramírez habría desembolsado los 25 mil dólares para tener protección contra futuras intervenciones de las fuerzas del orden público.

“Alrededor del momento del soborno, durante una serie de reuniones entre FUENTES RAMIREZ, CC-4 y otros, CC-4 expresó su interés en el acceso al laboratorio de cocaína de FUENTES RAMIREZ debido a su proximidad a un importante puerto comercial de embarque, acordó facilitar la uso del personal de las fuerzas armadas hondureñas como seguridad para las actividades de narcotráfico de FUENTES RAMIREZ e instruyó a FUENTES RAMIREZ para que se informe directamente a Juan Antonio Hernández Alvarado sobre las actividades de narcotráfico posteriores”, apunta el documento.

Hace unos instantes, el Twitter oficial de Casa Presidencial ha comentado que la versión dada por la justicia estadounidense es “100% falso y parece estar basado en mentiras de criminales confesos que buscan venganza o para reducir sus condenas”. –ElLibertador.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.