Con tijera y dos palos incrustados encuentran cadáver en los Cobras

El cadáver de un joven fue encontrado la madrugada de este martes en el interior del Comando de Operaciones Especiales “Cobras” con una tijera y dos palos incrustados en su cuello y boca.

Información recabada en el lugar, señala que el cuerpo fue ingresado a la morgue capitalina con un nombre equivocado, proporcionado por autoridades de los Cobras.

Familiares de la supuesta víctima al enterarse del horrendo suceso, se apersonaron a Medicina Forense, donde confirmaron que no se trataba de su pariente.

Más tarde, llegó a la morgue la madre de la verdadera víctima y afirmó que el muerto era su hijo, de nombre Ferdi Pavón Maradiaga y que es mayor de edad, porque tenía 21 años.

Además, indicó que el joven ingresó a los Cobras hace un mes, pero que desconocía los detalles de su cambio, porque ella viajó a Olancho y dejó a su vástago a cargo de una abuela.

“El cadáver tenía incrustada una tijera en el cuello y dos palos de escoba en su boca”, dijo la acongojada madre entre lágrimas.

Pidió al gobierno investigar el crimen, argumentando que en el centro hacen registros para evitar el ingreso de objetos cortopunzantes, pero que no sirven de nada.

“Allí supuestamente registran todo y están matando a los jóvenes”, expresó.

Respecto a si fueron sus compañeros de celdas que lo habrían ultimado, señaló en tono contundente que “eso es los que la policía sabe decir”.

“Los matan y les echan la culpa a ellos mismo”, denunció en medio del llanto.

El 6 de junio un grupo de menores recluidos en los Cobras intentaron fugarse por un túnel que venían cavando hace varios días.

Los uniformados se percataron del enorme agujero bajo tierra que había en el recinto y fustraron el escape.-LaTribuna.hn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.