CN aprueba aspectos de exoneraciones, exenciones y responsabilidad solidaria en nuevo Código Tributario

El Congreso Nacional aprobó este miércoles en tercer y último debate hasta el artículo 44 del nuevo Código Tributario para Honduras, abarcando aspectos como las exoneraciones, exenciones, responsabilidad tributaria, obligados tributarios y la responsabilidad solidaria, entre otros temas.

En ese sentido, en la aprobación de los artículos este día, se aprobaron aspectos como el cómputo de los plazos, presunción de la legalidad, exenciones, exoneraciones, efectos de la exoneración y exención tributaria, leyes de exenciones y exoneraciones tributarias, alcance de la exención y exoneración, tramitación de las exoneraciones y exenciones, devoluciones, derechos de los obligados tributarios, determinación de hechos, actos y negocios simulados, validez de los actos, obligaciones tributarias materiales y formales, período impositivo y devengo y convenios entre particulares.

Asimismo, el sujeto activo y pasivo de la obligación tributaria en la relación jurídica con el Estado, obligados tributarios, contribuyentes, obligados a realizar pagos a cuenta o anticipados, agente de retención y obligado tributario que realice pagos en especie, agente de percepción, sucesor mortis causa, terceros responsables, alcance de la responsabilidad tributaria, clases de responsabilidad tributaria, de la responsabilidad tributaria, responsabilidad solidaria, responsabilidad solidaria en caso de incapaces, responsabilidad solidaria en caso de donaciones y sucesiones, responsabilidad solidaria en las fusiones y transformaciones, responsabilidad solidaria del agente de retención o de percepción, responsabilidad subsidiaria de los administradores

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, explicó que la idea es terminar de aprobar este nuevo instrumento jurídico en las próximas sesiones ya que se pretende que el nuevo Código Tributario hondureño, entre en vigencia a partir de enero de 2017.

En la sesión participaron nuevamente, el secretario del Consejo de Ministros y asesor presidencial Ebal Díaz quien respondió las inquietudes y consultas de los diputados de las distintas bancadas, representantes del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Consejo Hondureño del Sector Social de la Economía (Cohdesse), representantes de instituciones del Estado y de la Confederación Hondureña de Cooperativas.

Entre las novedades del proyecto destacan: la creación de un monotributo, la conformación de tribunales fiscales y la modernización del sistema recaudador, lo que permitirá reducir la tramitología para que el pago y cobro de impuestos sea más ágil en el país.

Asimismo, incluye figuras jurídicas para que el pago de multas sea gradual y de acuerdo a las utilidades del contribuyente infractor, mediante una tabla de prorrateos que hará uso de fórmulas que toman de base parámetros como salarios mínimos, entre otros detalles.

El monotributo se crea para ampliar la base de contribuyentes, más allá de los 120 mil que existen registrados en el Servicio de Administración de Rentas (SAR), antes Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI).

Se crean la Superintendencia Tributaria Aduanera y la Administración Tributaria como entidades con autonomía funcional, técnica, administrativa y de seguridad nacional, con personalidad

jurídica propia y responsable del control, verificación, fiscalización y recaudación de los tributos, así como la tramitación y resolución de los recursos administrativos a su cargo.

El Consejo Consultivo de la Administración Tributaria, estará integrado por el ministro de Finanzas (quien lo preside y tendrá voto de calidad), el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), el presidente del Banco Central de Honduras (BCH) y el presidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

La figura jurídica del monotributo o tributo único se regirá bajo los principios constitucionales de legalidad, proporcionalidad, generalidad y equidad, atendiendo a la capacidad económica del contribuyente.

Serán sujetos de este impuesto las organizaciones del sector social de la economía, otros sectores económicos y profesionales que determine la ley y los que desarrollen actividades económicas y civiles no lucrativas.

Este régimen especial se basará en alícuotas escalonadas. Para su aplicación se elaborará un proyecto de ley en consulta con todos los sectores involucrados que deberá ser presentado al Congreso Nacional en un término de seis meses contados a partir de la vigencia del nuevo código.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, suspendió la sesión y convocó para una nueva reunión mañana jueves 1 de diciembre a las 9:00 de la mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.