Caso Cierre de Canal 36: Desalojaron y militarizaron estatal de comunicaciones por presencia de periodista de Canal 36

Caso Cierre de Canal 36Alerta 176-15 | Honduras, 20 de octubre

Comité por la Libre Expresión (C-Libre). Los empleados de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) fueron evacuados la tarde del lunes ante la presencia del director de Canal 36, Esdras Amado López, y de los demás periodistas de esta estación que llegaron para responder un requerimiento de la institución estatal.

El equipo de Canal 36 permaneció desde las 10:00 de la mañana hasta las 10:00 de la noche en las instalaciones de Conatel mientras esperaban que una autoridad atendiera a López para poder hacer su descargo oralmente ante el requerimiento administrativo. López había advertido que permanecería en protesta mientras no se resolviera el requerimiento administrativo que le envió Conatel. A la protesta de López, se unieron representantes de Los Indignados, encabezados por Miguel Briceño.

A las 10:00 de la noche, López depuso su acto de protesta cuando autoridades del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) y de la Policía Nacional firmaron un acta como garantes de que él se presentó a Conatel y que no quisieron atenderle. Las autoridades del Conadeh llegaron para dar fe del respeto al debido proceso y a la libertad de expresión.

El comisionado Ebal Díaz mandó a la asesora legal de la Comisión, Doris Madrid, para hablar con López, pero ella informó que no estaba autorizada para dialogar ni responder preguntas del periodista puesto que repetía que su única función era la de recibir un descargo escrito.

Durante la tarde del lunes, las instalaciones de Conatel permanecieron militarizadas. El periodista López aseguró que Conatel pretende cerrar su canal por denunciar transacciones atípicas en uno de los bancos de más rápido crecimiento en el país, en los últimos años.

A medida pasaron las horas, Conatel se fue llenando de prensa y de periodistas que llegaron a conocer la situación. Asimismo, aumentó la cantidad de tropas militares y policiales.

En la tarde, los empleados de Seguridad de la Conatel dijeron haber recibido instrucciones para impedir el acceso de otros comunicadores a este ente de la administración pública. El Canal 36 estuvo transmitiendo todo el día, «ya no nos dejan ni salir. No sabemos qué puede pasar», dijo Allan Fiallos. Tampoco dejaban pasar agua y al mediodía cortaron el servicio de energía eléctrica y de aire acondicionado. «Nos traen agua y no nos dejan tomar agua, la gente se está muriendo de la sed», comentó Fiallos. Había unos 10 periodistas, de diferentes medios, la tarde del lunes dentro de Conatel. El periodista Darío Rosales quiso salir y le dijeron que no podía salir y que debía permanecer dentro de las instalaciones públicas. Entretanto, la cantidad de policías y militares aumentaba.

A eso de las 3:00 de la tarde llegó el sub director de la Policía Nacional, el comisionado Elder Madrid, y declaró que le habían dado información errónea puesto que les informaron de una toma

en la estatal de telecomunicaciones, pero al llegar más bien cuestionó “no sé por qué las autoridades se han retirado de aquí, tienen que atenderlo”, dijo Madrid.

“Nos habían dicho que se habían tomado aquí y no hay ninguna toma”, sólo hay periodistas acá adentro y el apoderado legal, estableció Madrid que actuó como mediador en el diálogo para que las autoridades atendieran a los periodistas del 36 con el fin de que ellos finalmente abandonaran la instalación estatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.