CARDENAL RODRÍGUEZ LIDERA CONSTITUYENTE EN EL VATICANO

Los próximos tres días serán de fuego en la historia de la Santa Sede. Un consejo de ocho sabios procedentes de los cinco continentes se reunirá en el Vaticano para comenzar un histórico proceso de discusión sobre las bases de la Iglesia que se prevé largo.
«No se terminará en dos meses», dijo el Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, coordinador del grupo, la semana pasada en Quebec.
Contenido relacionado
El Papa realiza más cambios en la Iglesia
Seis señales de cambio que dio el papa Francisco en Brasil
Cómo contar a los católicos del mundo
Dos de los ocho sabios son latinoamericanos y, con el Papa Francisco, serán tres los miembros de esta región en el grupo. Francisco Javier Errázuriz Ossa, arzobispo emérito de Santiago de Chile, será el representante de América Latina, mientras que Maradiaga, cardenal de Tegucigalpa y hombre de gran confianza del Pontífice, actuará de coordinador del grupo.
Federico Lombardi, portavoz oficial de la Santa Sede, insiste en conversación BBC Mundo que será un órgano «sólo consultivo» y que las decisiones finales las tomará el Papa. «Aconsejarán al Papa en el gobierno de la Iglesia universal», explica.
Tres grandes temas a debate
Reforma de la Curia Romana, el gobierno central de la Iglesia. En este bloque se decidirá la cuestión central que aborda el grupo: la descentralización del poder.
Además se espera una racionalización del funcionamiento de las oficinas del Vaticano, incluida una reducción de sus costos de operación.
Tratarán también las grandes reformas de la banca Vaticana, conocida como IOR (Instituto para Obras de Religión), gravemente tocada por el escándalo de corrupción en la Santa Sede.
Cambios en la forma de ejecutar el poder dentro de la Iglesia.
Abordarán, entre otras cuestiones, cómo hacer más efectivo el funcionamiento del Sínodo bianual de los obispos.
Una reforma pastoral. Los sabios abordarán los retos ideológicos a los que se enfrenta la Iglesia de nuestro tiempo. El Papa ya ha indicado que el primer asunto que se tocará será la cuestión del matrimonio. «Hay muchísimos católicos que están divorciados o en segundas nupcias y que no pueden comulgar»,
dice el analista en asuntos del Vaticano Gerard O’Connell
.
Sin embargo Gerard O’Connell, analista en asuntos del Vaticano, asegura a BBC Mundo que es un «hito histórico porque es el primer intento serio de promover la colegialidad y descentralizar el poder decisional del la Iglesia» .
«Ningún Papa hasta ahora había creado un grupo de cardenales, cada uno de un continente, para asesorarlo y ayudarlo en el gobierno de la Iglesia desde cada una de las esquinas del mundo», dice.
La formación de este consejo fue anunciada exactamente un mes después de que Jorge Mario Bergoglio fuera elegido Papa, pero ésta es su primera reunión.
Su objetivo es reformar la Curia Romana, que es el conjunto de órganos que forman el servicio civil papal. Es el equivalente a que un país cambie la estructura y funcionamiento de todos sus ministerios y tribunales.
Pero, al contrario de lo que se pueda pensar, la idea no parte del innovador nuevo Papa, según coinciden Lombardi y O’Connell.
«Durante las reuniones del pre-cónclave, muchos cardenales estuvieron de acuerdo en que existía una gran necesidad de que el nuevo Sumo Pontífice cambiara la monárquica forma del gobierno del Vaticano por una forma más participativa o colegiada», asegura O’Conell.
Las pláticas de este G8 Vaticano afectarán ni más ni menos a los 1.200 millones de personas que han sido bautizadas en la fe católica en este mundo, según las cifras de la Santa Sede, y a 250.000 parroquias católicas según los datos de este mismo año del profesor David Voas de la Universidad de Essex.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.