Biden veta también las importaciones estadounidenses de gas y energía de Rusia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este martes la prohibición de las importaciones estadounidenses de “petróleo, gas y energía” de Rusia por la invasión de Ucrania.

“Significa que el petróleo ruso no será aceptado en puertos de EE.UU.”, dijo Biden en una intervención en la Casa Blanca, donde afirmó que esta medida tiene el apoyo tanto del Partido Demócrata como del Republicano.

Apuntó que han decidido adoptar esta prohibición, pese a que muchos de los aliados europeos no se encuentran en una posición de unirse a la medida: “Estados Unidos produce mucho más crudo a nivel doméstico que la combinación de todos los países europeos”, destacó.

De hecho, agregó, “somos exportador neto de energía, por lo que podemos tomar un paso que otros no pueden, pero estamos trabajando de cerca con Europa y nuestros socios para desarrollar una estrategia más a largo plazo para reducir la dependencia de la energía rusa”.

Las importaciones de EE.UU. del petróleo procedente de Rusia suponen cerca del 8 % del total, mientras que en el caso europeo es del 27 %, según datos oficiales.

Pese a estas palabras, Biden reconoció en su alocución que “defender la democracia” ante la invasión rusa de Ucrania va a suponer “costos” para los estadounidenses, en referencia al notable aumento del precio del combustible registrado en los últimos días.

“Defender la democracia va a implicar costos, y nos va a suponer costos a nosotros también”, avisó.

A ese respecto, adelantó que va a hacer todo lo posible para minimizar el incremento de los precios de la energía en EE.UU.

Biden enumeró una serie de medidas que su Gobierno ha adoptado con este fin, en coordinación con los aliados, como la liberación de 60 millones de barriles de crudo de las reservas conjuntas de petróleo, y advirtió a las compañías petroleras de que no tolerará que se beneficien de la situación actual inflando precios.

“Nos estamos acercando a niveles récord de producción de petróleo y gas en EE.UU.”, indicó.

Biden consideró que esta crisis sirve de recordatorio de la importancia de que EE.UU. sea independiente desde el punto de vista energético.

“Debería motivarnos para acelerar la transición a la energía limpia”, dijo.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se mostró el lunes a favor de que la comunidad internacional apruebe cancelar las compras de petróleo ruso.

La prohibición de las importaciones energéticas de Rusia por parte de EE.UU. se suma a las sanciones económicas adoptadas recientemente contra Moscú en coordinación con los socios europeos, entre ellas las restricción de las operaciones internacionales del banco central ruso y la suspensión de determinados bancos rusos del sistema internacional SWIFT. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.