A 15 años condenan a padre que violo a su hija en Cortés

La sala quinta del Tribunal de Sentencias de los Juzgados sampedranos por unanimidad declaro culpable a Allan Wilfredo Gómez Amaya por el delito de violación calificada en concurso real perjuicio de su hija de dos años de edad.

Por esos hechos que el acusado, que el acusado aceptó como ciertos, la terna de jueces le impuso una sentencia de 15 años con dos meses de prisión, el doble de tiempo es decir 30 años con cuatro meses de prohibición para decidir o acercarse a la víctima, 10 años de libertad vigilada y su inscripción en el Libro de Agresores Sexuales del Juzgado de Ejecución Penal.

Se añade las penas accesorias de interdicción civil consistente en la supervisión de los derechos de patria potestad, tutela, guardia y administración de bienes habilidades especial; además de la inhabilitación absoluta.

El fallo condenatorio o de culpabilidad e inmediata sentencia es el resultado de un Acuerdo de Estricta Conformidad mediante el cual el encartado emitido su responsabilidad en los delitos imputados, y así además de acceder a la pena mínima establecida en el Código Penal, la máxima son 17 años y cuatro meses se evito un juicio oral.

Así aceptó que el 7 de mayo de 2021, en una aldea de San Antonio, Cortés saco a su hija de la casa de su abuela y la llevó a la suya, distante tres viviendas luego golpeó a su hija y la abusó sexualmente y le advirtió que si constaba; la borraría de la faz de la tierra el atropello sexual se repitió el 9 de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.